Translate

jueves, 17 de mayo de 2018

LA OTRA CARA DEL FESTIVAL DE MÁLAGA. MIRANDO AL FUTURO



Tanto Pepe Viyuela como Julián Villagrán respondieron a las preguntas de El espectador impertinente

Continuando con nuestra comparación del Festival de Málaga con un ser vivo, todo organismo tiene un presente, un pasado y, obviamente, un futuro. En consonancia con ello, el Festival, además de proyectar un gran número de películas ya realizadas y producidas, también deja un espacio para proyectos que aún no están culminados pero cuya terminación va a tener lugar en breve. Es un poco otear el horizonte para intentar averiguar con qué nos podemos encontrar en los próximos meses.

La sección que se dedica a ello se llama "5 minutos de cine" y ahí podemos ver pequeños anticipos de las películas seleccionadas. Durante la celebración del Festival, hemos tenido la suerte de poder hablar, por un lado, con Pepe Viyuela, cuyas circunstancias familiares sirvieron de punto de partida para el documental Un viaje hacia nosotros y, por otro, con parte del equipo de Cuando los ángeles duermen (su director, Gonzalo Bendala, y dos de sus protagonistas, Julián Villagrán y Ester Expósito), un thriller que, con las explicaciones que nos dieron sobre él, estamos deseando ver porque nos parece que puede ser muy atractivo.


Un photocall de momento vacío. Pero, dentro de poco, los equipos de Un viaje hacia nosotros y Cuando los ángeles duermen posarán delante de uno similar a este.

* * *

ENTREVISTA A PEPE VIYUELA




Imagen de Un viaje hacia nosotros, documental dirigido por Luis Cintora


Sin duda alguna, Pepe Viyuela es uno de nuestros actores más queridos por el público. Esas mismas bondad y afabilidad que siempre se desprenden de los personajes que interpreta, siguen emanando de él cuando lo vemos en persona. Cercano y con una muy particular vibración que surge de la pasión que siente por su trabajo, pudimos hablar brevemente con él para que nos comentara cuáles son sus próximos proyectos.



Un viaje hacia nosotros parte de una experiencia personal de Pepe Viyuela.

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Buenas tardes, Pepe. Como tenemos poco tiempo, cuéntanos cómo es tu participación en Un viaje hacia nosotros y cómo ves este proyecto.

PEPE VIYUELA: Pues Un viaje hacia nosotros parte de una experiencia personal, mía concretamente, que es la búsqueda de mi abuelo. Mi abuelo murió once años antes de que yo naciera y yo quería conocer a mi abuelo. Entonces, empiezo a buscar, a reunir datos, documentación a través de archivos, y, bueno cosas que yo ya sabía como que había participado en la Guerra Civil, que había salido a Francia y que había vivido como refugiado durante un año en un campo, al sur de ese país... Todo este proceso se va materializando a través de esta documentación encontrada en una historia muy concreta, en lugares muy concretos, en espacios físicos que yo no conocía pero que, poco a poco, voy conociendo. Y, bueno, cuando tengo toda esa información, que en absoluto yo había pensado que pudiera convertirse finalmente en material para una película, para un documental, entro en contacto con los socios actuales de la productora y pensamos en hacer un documental que parta de la figura de mi abuelo pero que termine retratando, reflejando y denunciando la situación de los millones de refugiados actuales que hay en el mundo. En el momento en que yo me doy cuenta de que mi abuelo fue refugiado, miro la realidad de los refugiados desde una perspectiva diferente. Entiendo que yo soy refugiado a través de mi abuelo porque él lo fue durante una época y si no lo soy como lo son todos los que ahora sufren ahora esta situación es por una cuestión de azar. He nacido en un país que, circunstancialmente, en este momento, hace que no lo sea. Pero me planteé la cuestión desde otro punto de vista. ¿Merecía mi abuelo ser un refugiado? No. ¿Merecen serlo los millones de personas que ahora lo son? Tampoco. ¿Por qué lo son? Pues porque les ha tocado en suerte. Entonces, cambiemos esa realidad. El documental tiene esa intención. La de denunciar esa situación y la de llegar al corazón de la gente para que cada uno, desde nuestro sitio, nos movilicemos e intentemos cambiar esa realidad de alguna manera.



Tráiler del documental


EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Aparte de Un viaje hacia nosotros, tienes otros muchos proyectos. El film 7 raons per fugir, la serie Matadero y la película Marcelino: El mejor payaso del mundo, que creo que supone un reencuentro con tu pasada trayectoria artística. ¿Qué nos puedes decir de todos estos proyectos?

PEPE VIYUELA: Pues que todos me ilusionan. Que estoy viviendo un momento muy bonito de mi carrera porque todas las cosas en las que estoy metido, o la mayor parte de ellas, digamos que confluyen y me tocan en algo muy hondo. Por ejemplo, con el tema de Marcelino, que está muy incipiente y que está por nacer, pues cuando yo descubrí, hace muy poquitos años, a este payaso a través de un artículo de periódico, me parecía un cuento precioso y maravilloso a la vez que terrible, porque acabó suicidándose... Pero la historia de un payaso que es considerado el mejor del mundo y que, en un momento dado, su carrera empieza a declinar y que se acaba quitando la vida, completamente solo, en la habitación de un hotel de Nueva York, pues me parecía una historia muy sobrecogedora y muy gráfica y que no pensé nunca que fuera a convertirse en un documental y, mucho menos, que me fueran a llamar a mí para interpretar a este personaje... Es algo que me ilusiona muchísimo.




Tenemos que agradecer con todo cariño los tres minutos que Pepe Viyuela nos dedicó entre dos intervenciones en directo en televisiones que cubrían el 21º Festival de Málaga. (Fotografía de Lorenzo Hernandez)

* * *

CUANDO LOS ÁNGELES DUERMEN: ENTREVISTA A GONZALO BENDALA, ESTER EXPÓSITO Y JULIÁN VILLAGRÁN




Un momento del rodaje de Cuando los ángeles duermen

En el año 2015, el director Gonzalo Bendala estrenó el film Asesinos inocentes, protagonizado por Aura Garrido, Maxi Fernández, Luis Fernández, Vicente Romero, Miguel Angel Solá, Manolo Solo, María Alfonso Rosso y Carlos Álvarez-Novoa, un curioso thriller psicológico que se movía entre su sujeción estricta a las reglas del género y un cierto jugueteo irónico que se acababa convirtiendo en el sello de distinción de la película. Ahora, Gonzalo se dispone a estrenar Cuando duermen los ángeles, otro thriller que, lejos de continuar la senda del anterior, toma un giro sustancialmente distinto. Hablamos con el director y con dos de los protagonistas del film (Ester Expósito y Julián Villagrán) para que nos cuenten detalles de esta película que se estrenará a la vuelta del verano. Empezamos hablando con el realizador para que nos explique las claves del proyecto y cómo ha sido el rodaje y su relación con los actores.


Gonzalo Bendala, director de Cuando los ángeles duermen (Fotografía de Lorenzo Hernandez)


EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Buenas tardes, Gonzalo. Cuando los ángeles duermen es un thriller. Tu anterior película se llamaba Asesinos inocentes, lo cual era un título paradójico. Creo que seguimos en el terreno de las paradojas y los conflictos morales. ¿Qué te ha motivado a hacer esta película y qué se va a encontrar el espectador cuando acuda a los cines a verla?

GONZALO BENDALA: Cuando los ángeles duermen es la historia de Germán, un padre de familia ejemplar que está totalmente centrado en su trabajo y está muy agobiado porque es el cumpleaños de su hija y está deseando llegar a casa y poderse reunir con ella y resulta que se le complica la vida de una forma tremenda cuando, conduciendo de vuelta a casa, tiene un accidente en la carretera y atropella a dos chicas adolescentes. Entonces, de pronto, él intenta solucionar la situación, llevarlas al hospital pero una de ellas tiene un malentendido, interpreta las cosas como no son, surge un conflicto donde no lo había y pone las cosas muy difíciles. A partir de ahí, la situación se complica para todos los personajes y esa es la historia que cuenta la película. Una historia que es una situación muy real, que le puede pasar a cualquiera y que genera un dilema en el que el espectador se pondrá en la piel del protagonista y va a dudar sobre cómo se comportaría. Ese es el punto fuerte de la película.

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Es decir, continúas en el terreno del dilema moral, del conflicto moral, del thriller que se mueve entre la luz y la oscuridad... 

GONZALO BENDALA: El sentimiento de culpa, también. La verdad es que yo creo que es un poco casual... O no. Ambos proyectos los comencé en la misma etapa de mi vida, no sé si estaba traumatizado por algo o no... Pero sí es cierto que tienen muchas coincidencias. Eso sí, Cuando duermen los ángeles se diferencia mucho de la anterior película. Porque Asesinos inocentes tiene un componente de humor que esta no lo tiene. Esta es mucho más dramática, mucho más oscura y la historia que cuenta es muy seria y no podíamos permitirnos incluir las bromas que incluimos en la anterior. Asesinos inocentes tenía un componente fantástico que no podía tratarse del mismo modo en la nueva película. Creo que va enfocada a un público distinto. Asesinos inocentes iba dirigida a un público más juvenil, Cuando duermen los ángeles va destinada a un público más adulto...

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: La pareja protagonista que tienes, de lujo: Julián Villagrán y Marian Álvarez. Si decidieron entrar en el proyecto, eso significa que vieron elementos muy atractivos en él... ¿Qué han aportado a la película?

GONZALO BENDALA: Han aportado todo. Antes, Germán y Sandra eran dos personajes escritos y ahora son ellos. Tanto Marian como Julián tienen un talento y una capacidad de convicción en todo lo que hacen que era muy difícil corregirles. Hacían las tomas y te lo bordaban Podías pedirles matices, podías pedir que lo hicieran de otra forma pero, lo hicieran como lo hicieran, lo hacían bien. Y eso es una garantía para cualquier director. Contar con actores que te lo hacen bien a la primera es genial. También he tenido la suerte de rodearlos de un elenco de actores jóvenes, para muchos de ellos esta ha sido su primera película, y que han tenido unas tablas y un saber hacer que me ha facilitado el trabajo muchísimo.

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: ¿Hay fecha de estreno para la película?

GONZALO BENDALA: Aún no hay fecha del todo cerrada pero, en cualquier caso, será después del verano. Seguramente, en otoño de 2018, y distribuirá Filmax.



Ester Expósito, una de las protagonistas del último film de Gonzalo Bendala (Fotografía de Lorenzo Hernandez)


A Ester Expósito la hemos visto en varios pequeños papeles en series de televisión y Cuando los ángeles duermen es el primer proyecto donde esta joven actriz ha disfrutado de un intenso protagonismo. Le hemos pedido que se presente, que nos cuente su trayectoria hasta la fecha y que nos hable de cómo ha sido su experiencia en el rodaje del último film de Gonzalo Bendala.

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Ester, Cuando los ángeles duermen es uno de tus primeros trabajos. Para que los lectores te conozcan un poco mejor, ¿nos cuentas algo de tu formación y de tus comienzos como actriz?

ESTER EXPÓSITO: Pues yo quise ser actriz desde pequeñita. Hacía teatro en el colegio... Pero empecé a formarme más en serio con 13 años y estuve durante cuatro años en "Primera Toma Coach", que es un sitio donde aprendes, sobre todo, interpretación ante la cámara. Allí, también participé en una obra de teatro que se hizo con una joven compañía que formamos con actores de la escuela y que se llamaba Adolescer 2055, dirigida por Roberto Santiago... Estuvimos en el Teatro Maravillas... Empecé a hacer teatro, que me gusta mucho, y luego estuve en el Estudio Juan Codina, porque me preparé para esta película: hice un coaching allí y, como me gustó, pues me apunté a la escuela y he estado también allí este curso. Hasta ahora, lo que había hecho era teatro y cosas más pequeñas, como algún capítulo en Vis a vis, en Centro médico y Estoy vivo también estuve... A raíz de Cuando los ángeles duermen, ya estoy en la nueva producción de Netflix España, una serie que se llama Élite, y en Tu hijo de Miguel Ángel Vivas que acaba de grabarse en Sevilla...



Cuando los ángeles duermen supone un importante paso en la carrera de Ester Expósito (Fotografía de Lorenzo Hernandez)

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: ¿Cuál es tu papel en Cuando los ángeles duermen?

ESTER EXPÓSITO: Pues es una chica de 17 años que no tiene muy buena relación con sus padres, es una edad complicada, te sientes como que la gente no te entiende, y ve un reflejo de lo que quiere ser en su amiga Gloria, que tiene un año más que ella. Es una chica fuerte, con carácter, que no se corta un pelo y se va a ver en situaciones complicadas en que va a tomar decisiones y no siempre las correctas...

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: ¿Cómo ha sido el rodaje con tus compañeros? Seguro que has aprendido algo en él...

ESTER EXPÓSITO: Ha sido un rodaje duro y hemos tenido que aguantar el frío porque todo el rodaje ha sido nocturno. Ha habido mucha actividad física, acababa agotada... La interpretación ha sido a un nivel extremo de energía todo el rato porque eran papeles complicados... He aprendido a gestionar esas cosas de modo que, en vez de que te echen para atrás, las he utilizado para sumarlas a la interpretación del personaje... Con Julián, he aprendido un montón a nivel interpretativo sólo viéndole actuar y actuando con él... Es supergeneroso como actor, como compañero, me ha cuidado en todo momento, me he sentido muy a gusto con él porque teníamos mucha confianza, he aprendido mucho de él porque es un actorazo. Gonzalo me ha ayudado en todo momento, me ha explicado lo que quería, que es muy importante... He aprendido a base de actuar y actuar que es como se aprende un montón...


Hasta la fecha, habíamos visto a Ester Expósito en las series Centro médico, Vis a vis y Estoy vivo (Fotografía de Lorenzo Hernandez)


La indudable personalidad del actor Julián Villagrán ha hecho que su curriculum se vaya engrosando, poco a poco, con una lista cada vez más larga de títulos y a la orden de una amplia nómina de realizadores de prestigio, que cubren un amplio abanico de registros creativos. Basta recordar Carlos contra el mundo (2002) de Chiqui Carabante, Extraterrestre (2011) de Nacho Vigalondo, Grupo 7 (2012) de Alberto Rodríguez, Murieron por encima de sus posibilidades (2014) de Isaki Lacuesta, Gernika (2016) de Koldo Serra, María (y los demás) (2016) de Nely Reguera o Abracadabra (2017) de Pablo Berger para comprobar que, en pocos años, Julián ha participado en películas de los más variados perfiles. Posiblemente, la popularidad de la serie El ministerio del tiempo (donde interpreta a Velázquez) ha hecho que participe en dos de los proyectos audiovisuales que más expectación han generado para este año 2018. Le preguntamos a Julián tanto por ellos como por el personaje que interpreta en Cuando los ángeles duermen.



Julián Villagrán, protagonista de Cuando los ángeles duermen (Fotografía de Lorenzo Hernandez)

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Julián, ¿qué fue lo que más te interesó de Cuando duermen los ángeles?¿Cómo es el personaje que interpretas?

JULIÁN VILLAGRÁN: Pues lo que más me interesó es que hacía tiempo que no hacía drama, o thriller, o algo con una emotividad y un realismo muy exigentes. Últimamente, con El ministerio del tiempo, o con Abracadabra, o ahora con Arde Madrid, estaba haciendo más comedia... Tenía ganas de pillar algo en lo que me pudiera entregar más emocionalmente y actoralmente fuera de la comedia... Y el guion que me llegó, me entusiasmó. Estaba muy bien armado, un crescendo del principio al final muy bien diseñado, logra mantener muy bien la tensión, es, además, muy duro, y va a generar muchos conflictos y muchas preguntas al espectador. En cuanto a mi personaje, soy el protagonista de la película, que es un padre de familia, una buena persona, que tiene una familia, que es muy entregado, y moralmente muy correcto pero, a raíz de un accidente que le ocurre, se ve en la situación de tener que tomar unas decisiones y hacer unas cosas que se salen mucho de lo que es una moral básica... Hay una escala de violencia muy fuerte en las cosas que hacen y en las decisiones que toman los personajes que yo creo que los espectadores lo van a entender pero van a tener el conflicto de reflexionar sobre si eso es lo que ellos harían en ese momento...

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: La anterior película de Gonzalo Bendala era Asesinos inocentes, lo cual era una expresión paradójica y seguimos en el terreno de lo contradictorio, ¿no?

JULIÁN VILLAGRÁN: Efectivamente. Los personajes somos, sobre todo, Ester Expósito y yo. También está Marian Álvarez, que está presente en toda la película. Marian es una actriz maravillosa, ya coincidí una vez con ella, es amiga mía y siempre saca lo mejor de uno porque es tan buena actriz, que es alucinante... Hace de mi mujer. Pero, luego, como te decía, la escalada de violencia, todo este crescendo que te cuento, es con Ester Expósito, que ha sido todo un descubrimiento, es una actriz espectacular... Ha estado genial y brilla en la película. 



Julián Villagrán, en Cuando los ángeles duermen, añade un nuevo registro a su ya largo curriculum como actor (Fotografía de Lorenzo Hernandez)

JULIÁN VILLAGRÁN: Nos ha hablado Ester de que ha sido un rodaje duro porque ha sido un rodaje nocturno, con frío a pesar de tratarse de Sevilla... ¿En qué medida utilizáis esas condiciones a la hora de interpretar vuestro papel y aportar al personaje?

JULIÁN VILLAGRÁN: La verdad es que pienso que ha sido el trabajo más duro que he hecho en mi vida. Al ser protagonista, tengo que estar en todas las escenas, todo el tiempo, todo el rato, y la acción transcurre en una noche... Entonces, las primeras cinco semanas del rodaje han sido Exterior - Noche, en una carretera, muy físico, con muchas persecuciones, y con un estado emocional muy extremo... Mantener eso durante tantos días, durante tantas horas,  ha sido un reto enorme porque uno no sabe si va a poder dar la talla en un trabajo así... Y el hecho de que uno no sepa si va a poder dar la talla y que ello te haga salir de la zona de confort hace que uno se exprima mucho más y se esfuerce mucho más en llegar a esos estados y ese es el tipo de trabajo que me interesa más por eso mismo, porque sacan lo mejor de uno.

EL ESPECTADOR IMPERTINENTE: Hay dos participaciones tuyas en dos proyectos que van a salir a la luz en breve. Hablo de la serie Arde Madrid, dirigida por Paco León, y la película ¿Quién te cantará? de Carlos Vermut, una película que ha llegado a encabezar un ranking de los títulos más esperados de 2018... ¿Cómo te sientes ante la expectación creada?

JULIÁN VILLAGRÁN: La verdad es que te lo oigo decir y no me lo creo. Me siento superafortunado de ser partícipe de esos proyectos. A mí, Carlos Vermut me parece uno de los directores actuales más talentosos. A mí me encantó Magical Girl y que me llamara para hacer esta película ha sido un gran honor. Hago un papel pequeñito porque es una historia básicamente de mujeres y la verdad es que todo lo que he oído de la gente que ha visto la película ha sido maravilloso. A mí me encantó el guion y me encantan el tono y el mundo de Carlos Vermut. Estoy deseando verla. Arde Madrid es la historia de Ava Gardner, que vivió en Madrid doce años, algo que yo no sabía... La primera temporada se centra exclusivamente en 1961 y está contado todo desde la perspectiva de la servidumbre, en la que están Inma Cuesta y Paco León. Yo hago de hermano de Inma Cuesta. En esta temporada, es cuando le llega el guion de 55 días en Pekín, ella no quiere hacerlo, pero el representante la intenta convencer... Ava está muy presente en toda la serie. Pero los verdaderos protagonistas son Paco León e Inma Cuesta. La verdad es que tiene una pinta magnífica. Yo soy amigo de Paco León desde hace mucho tiempo. Estudiamos juntos en el Instituto de Teatro de Sevilla, hicimos un spot promocional para la temporada de verano de Canal Sur... Él vivía en Barcelona cuando lo llamaron para hacer Aida y, durante los primeros meses de vivir en Madrid, estuvo en mi casa. La verdad es que no deja de sorprenderme la estrella en que se ha convertido, como director, productor, guionista...



Además de Cuando los ángeles duermen, en los próximos meses Julián Villagrán aparecerá en dos de los proyectos que más expectación han generado para 2018: la película ¿Quién te cantará? de Carlos Vermut y la serie Arde Madrid dirigida por Paco León (Fotografía de Lorenzo Hernandez)


Pues con los detalles que nos han contado los integrantes del equipo de Cuando los ángeles duermen, ya tenemos ganas de verla. Poco habrá que esperar, hasta este otoño. Aunque tendrá que competir con otros muchos títulos, creemos que su propuesta tiene el suficiente interés como para que se abra paso en la cartelera y nos haga reflexionar sobre cuestiones de profundidad y enjundia. Seguro que volvemos a hablar de ella en el momento de su estreno. Mientras tanto, sólo nos queda agradecer a Gonzalo, Ester y Julián por el tiempo y atención que nos han dedicado.



Otro momento del rodaje de Cuando los ángeles duermen

No hay comentarios:

Publicar un comentario