Translate

domingo, 21 de septiembre de 2014

BOYHOOD (o antes de la Universidad)




BOYHOOD (o antes de la Universidad)

TÍTULO: Boyhood (Momentos de una vida). TÍTULO ORIGINAL: Boyhood. AÑO: 2014. NACIONALIDAD: Estados Unidos. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Richard Linklater. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Lee Daniel y Shane F. Kelly. MONTAJE: Sandra Adair. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Patricia Arquette, Ethan Hawke, Ellar Coltrane, Lorelei Linklater, Libby Villari, Marco Perella, Jamie Howard, Andrew Villarreal, Brad Hawkins, Jenni Tooley, Richard Andrew Jones, Karen Jones, Zoe Graham. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.boyhood-lapelicula.es/ y http://www.ifcfilms.com/films/boyhood.

Actualmente, gracias a internet, disponemos de muchísima más información de la que nunca jamás hemos podido tener disponible. Millones de datos están a nuestro alcance sólo con teclear unas cuantas palabras en Google, Yahoo o cualquier otro buscador. Ello es positivo en cualquier caso pero no garantiza en absoluto que pueda darnos mayor grado de comprensión sobre una determinada rama del conocimiento. En el cine, este fenómeno se hace aún más grave. Chismorreos, opiniones poco o nada sistematizadas, el vicio de confundir impresiones personales con juicios objetivos, las poses impregnadas de un esnobismo escasamente disimulado, evaluaciones teñidas de arbitrariedad, tendencia a que la demagogia gane la batalla a la reflexión equilibrada se mezclan en la red conformando un vocerío virtual (impulsado por “críticos” y “cinéfilos”) que impide que la sensatez tenga algún hueco en el debate y en el contraste de opiniones. Si se quiere tener alguna repercusión significativa en la red, realice una afirmación extrema y es posible que consiga su objetivo. Y es que una cosa es saber de cine y otra cosa muy distinta es entender de cine. Pero no se le pueden pedir peras al olmo y el actual entorno digital no entra (ni quiere entrar) en ciertos matices.

Viene todo esto a cuento a raíz de la muy favorable repercusión crítica que Boyhood,  la última cinta de Richard Linklater (autor de la trilogía Antes de amanecer -1995-, Antes del atardecer -2004- y Antes del anochecer - http://elespectadorimpertinente.blogspot.com.es/2013/07/antes-del-anochecer-o-cuando-el-bla-bla.html, 2013-) que, parece ser, que es la gran obra maestra de los últimos veinte años (http://www.metropoli.com/blogs/sonar-despierto/2014/09/20/el-sentido-de-la-vida.html). Después de verla, me he quedado perplejo por la enorme brecha que separa a tan rimbombantes comentarios con la realidad de la película y sólo puedo concluir que, a lo largo del proceso que he descrito someramente en el anterior párrafo, se ha perdido buena parte de nuestra capacidad de comprensión y entendimiento.







La principal particularidad de Boyhood es que ha sido rodada durante un período de doce años, de forma que sus imágenes recogen cómo van creciendo sus jóvenes protagonistas (Ellar Coltrane y Lorelei Linklater) a la par que crecen los personajes a los cuales interpretan. Es evidente que se trata de una estrategia muy original pero de ello no se puede deducir que la película sea mejor o peor. Viendo el resultado final, a mí me parece una película correcta, interesante en algunos momentos (en el episodio relativo al profesor universitario que se convierte en el segundo marido de la protagonista, en la escena que refleja la campaña electoral de 2008, en la visita de Ellar Coltrane y Zoe Graham a Austin – brillantemente rodado-, en determinadas escenas de Patricia Arquette…), con unas excelentes interpretaciones de la propia Patricia Arquette, de Ethan Hawke y de Marco Perella  pero que no logra ser, en ningún momento, una unidad sólida y compacta, ya que el resultado peca de evidente descompensación.

Y es que, además, Linklater muestra la misma limitación que mostró con la trilogía que le hizo famoso: los personajes hablan mucho porque las imágenes no son capaces de hablar por sí mismas. Y debemos recordar que esto es cine, no teatro o literatura. Es cierto que el realizador sabe dirigir muy bien a sus actores (a pesar del largo período de tiempo en que transcurrió el rodaje, los personajes conservan satisfactoriamente bien sus perfiles y sus caracterizaciones a lo largo de todo el film) pero no es menos verdad que no es capaz de exprimir, aunque sea mínimamente, el lenguaje cinematográfico con el fin de lograr comunicarse con el espectador más allá de las palabras y del mero planteamiento de las situaciones.
En resumen, si oyen que Boyhood es una obra maestra, mi recomendación es que no se lo crean demasiado. Con un menor nivel de expectativas, seguro que disfrutarán más (y en su justa medida) de la película.


Nota (de 1 a 10): 7.

Lo que más me gustó: Las interpretaciones de Patricia Arquette, Ethan Hawke y Marco Perella.

Lo que menos me gustó: Le faltan elementos que den cohesión al conjunto, el cual acaba adoleciendo de cierta descompensación.

Adjuntamos enlaces a videoclips de cinco de las canciones que forman parte de la banda sonora de la película:

Yellow de Coldplay




Hate to Say I Told You So de The Hives




 What is Life de George Harrison




 Get Lucky de Daft Punk y Pharrell Williams




Do You Realize de The Flaming Lips







1 comentario:

  1. Lo extraordinario de esta película es precisamente que lo que pasa no es nada extraordinario, la historia de una familia americana normal a lo largo de 12 años sin caer en tópicos ni lugares comunes. Me llamó la atención cómo a lo largo de la película tenía la sensación de iba a pasar algo que cambiaría las vidas los protagonistas, ese algo no llega nunca...

    ResponderEliminar