Translate

miércoles, 24 de abril de 2013

16º FESTIVAL DE MÁLAGA CINE ESPAÑOL - 2013 // JORNADA 5



Hoy, en el Festival de Cine de Málaga, una coproducción hispano-argentina, Inevitable, y una serie que se ha convertido en película, Todas las mujeres. Por supuesto, continúa el relato de ciencia-ficción.




INEVITABLE (o el banquero y ¿Jorge Luis Borges?)

TÍTULO: Inevitable. TÍTULO ORIGINAL: InevitableAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España-Argentina. DIRECCIÓN: Jorge Algora. GUIÓN: Jorge Algora y Héctor Carré, adaptando la novela Cita a ciegas de Mario Diament. MÚSICA ORIGINAL: Berrogüetto. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Federico Luppi, Darío Grandinetti, Mabel Rivera, Carolina Peleritti, Antonella Costa. PÁGINA WEB OFICIAL: http://inevitablemovie.com/.



Jorge Algora, que había estado ausente de la realización desde El niño de barro (2007), vuelve a la dirección cinematográfica con Inevitable. Al igual que su primer film, está ambientado en Argentina y parte de un supuesto bastante original: un escritor argentino, ciego, claro trasunto de Jorge Luis Borges (aunque en ningún momento se confirma que, efectivamente, se trata de él), se convierte en el centro de una trama de matrimonios desgastados por el peso de la rutina, vidas en busca de un giro esperanzador y, al final, desengaños de los que parece imposible escapar. Que la visión literaria de Borges sirva como catalizador de pasiones desbocadas y replanteamientos vitales constituye algo lo suficientemente curioso para poder atraer la atención pero, a la vez, encerraba muchos peligros que había que sortear con destreza para no incurrir en la mera superficialidad o en una visión deslavazada que aportara una débil visión de conjunto. Al final, el reto, por desgracia, no ha logrado ser superado.











Es cierto que hay elementos del film que son valiosos aisladamente considerados. Carolina Perelitti y, sobre todo, la española Mabel Rivera realizan espléndidas caracterizaciones de sus personajes. Es meritorio que Federico Luppi haya creado un personaje de entidad y no se haya limitado a realizar una mera caricatura de Borges (riesgo que siempre se corre en estos casos). Hay que reconocer que la banda sonora del grupo gallego Berrogüetto es magnífica (posiblemente, la mejor que hemos escuchado desde que empezó el Festival). Y es innegable que la pulcritud de la realización de Algora está fuera de toda duda. Sin embargo, todas estas piezas no consiguen formar un puzle armonioso.

La relación entre Darío Grandinetti y Antonella Costa no acaba de resultar convincente y el giro final que se produce en la misma resulta aún menos creíble. Igualmente, el encaje del pensamiento de Borges en el argumento del film es bastante precario y, en última instancia, acaba siendo una excusa para enganchar al espectador y, al final, no aporta nada esencial a la película: ni las curiosas visiones metafísicas del escritor porteño se plasman en la trama ni su soterrado sentido del humor se utiliza como vía para suavizar los que resultan ser abruptos perfiles de la historia.

En suma, se deja ver pero es difícil, hasta para el espectador menos atento, no detectar los elementos que hacen chirriar la cinta.





Rueda de prensa con Jorge Algora (tercero por la izquierda) y Mabel Rivera (segunda por la izquierda).



 
Nota (de 1 a 10): 6.

Lo que más me gustó: La pulcritud de la realización. Las interpretaciones de Carolina Peleritti, Mabel Rivera y de Federico Luppi (en el caso de este último, al conseguir que su caracterización del “escritor ciego” no sea una mera caricatura del presunto original). La banda sonora del grupo Berrogüetto.

Lo que menos me gustó: En conjunto, la ejecución de la película no llega a la altura de la brillantez del planteamiento.



TODAS LAS MUJERES (o "soy un truhán, soy un señor")

TÍTULO: Todas las mujeres. TÍTULO ORIGINAL: Todas las mujeresAÑO: 2013. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Mariano Barroso. GUIÓN: Alejandro Hernández y Mariano Barroso. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Eduard Fernández, Michelle Jenner, Nathalie Poza, Petra Martínez, María Morales, Marta Larralde, Lucía Quintana. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.canaltnt.es/serie/todas-las-mujeres-8295.



Aunque Todas las mujeres empezó siendo el proyecto para un largometraje, se acabó convirtiendo en una serie para el canal de cable TNT. Ahora, se recupera la idea original y la cinta se ha convertido en una película que ha participado en la Sección Oficial del Festival de Cine de Málaga, pero, eso sí, fuera de concurso (aunque en la rueda de prensa posterior al pase del film, se ha preguntado por los motivos de ello, no ha habido una explicación clara).

Todas las mujeres se centra en el personaje interpretado por Eduard Fernández, un veterinario casado con la hija de un ganadero, que sólo sabe relacionarse con las mujeres que van pasando por su vida a través de la acumulación permanente, y ya casi compulsiva, de mentiras y medias verdades. Una situación que podía prestarse a la comedia simplona es desarrollada, sin embargo, con gran brillantez gracias a un estupendo guión y a unas magníficas actuaciones de todo el reparto, de forma que la acidez que discurre por debajo del argumento y de los constantes destellos de humor provocan que el film tenga un tono agridulce y que aporte una visión algo cínica y escéptica sobre las relaciones humanas.

 








Eduard Fernández borda el papel de un personaje que, como la canción de Julio Iglesias, es mitad truhán, mitad señor y que, como ha dicho el director en la rueda de prensa posterior al pase de la película es deplorable desde el punto de vista moral pero fascinante desde el punto de vista humano. Todo el reparto femenino que lo acompaña y que va interpretando a las distintas mujeres con las que ha tenido algún tipo de relación estrecha (Petra Martínez -su madre-, María Morales –su exnovia-, Lucía Quintana -su esposa-, Michelle Jenner -su amante-, Marta Larralde –su cuñada- y Nathalie Poza –su psicológa-) también brilla a altísimo nivel, aunque yo creo que merecen destacarse las interpretaciones de Petra Martínez y Nathalie Poza.

Los chispeantes diálogos, que son el alma real del film, son la guinda final para una película brillante que, con gran sobriedad y contención, logra llegar al espectador provocándole, a la vez, la sonrisa, alguna que otra mueca de resignación y más de una reflexión amarga.

Como principal pega que se le puede achacar es que, con la conversión de la serie en película, es inevitable que surjan algunas anomalías en la configuración del ritmo y dinámica de la historia,  de forma que el desenlace se produce de manera abrupta, básicamente porque la narración no te ha ido predisponiendo para avisarte de que dicho desenlace estaba a punto de llegar.





Rueda de prensa con, de derecha a izquierda, Marta Larralde, Eduard Fernández, Mariano Barroso y Nathalie Poza





Nota (de 1 a 10): 7.

Lo que más me gustó: Las interpretaciones de Eduard Fernández, Petra Martínez y Nathalie Poza. Un magnífico guión.

Lo que menos me gustó: Resulta inevitable que la conversión de serie en película provoque ciertas anomalías en el ritmo y dinámica de la historia.


* * *



LOS INTRUSOS (V)

Sólo pasaron unos segundos antes de que llegara el Aerocar y que Harry se montara en él para perseguir a Yaba. En el vehículo, ya estaba Rip Ley. Harry no pudo dejar de preguntarse si Rip estaba a su lado para ayudarle o para vigilar sus pasos y que no hiciera nada que se saliera de los cauces oficialmente establecidos.

Después de unos tres minutos en los que el Aerocar circuló a gran velocidad por las Autopistas Aéreas de Megápolis pudieran vislumbrar el vehículo de Yaba y mantuvieron una distancia prudencial respecto al mismo para comprobar a dónde se dirigía. Después de quince minutos, el Aerocar del gangster bajó un nivel y daba claras señales de que pensaba descender al Nivel Cero de la urbe. Efectivamente, al cabo de cinco minutos ya circulaba por las calles y no daba la sensación de estar huyendo. Más bien, parecía dirigirse a un destino concreto. Efectivamente, de repente, paró ante una imponente mansión en el Distrito Noble de la ciudad, en la que, a su entrada, había varias unidades policiales.

- Harry, ¿sabes de quién es esa residencia? – preguntó Rip.

- No…

- Es la del alcalde de la ciudad…

Harry parecía no estar preocupado sobre tal circunstancia. Aunque, en su interior, bullía cierta inquietud, estaba sereno y tranquilo. Salió del Aerocar y se dirigió a la verja que separaba la calle del jardín de la casa. Un par de guardias le dieron el alto. Él les mostró su Tarjeta de Identificación del Grupo Operativo.

- ¿Qué desea?

- Ahí ha entrado un individuo al que estamos persiguiendo… - respondió Harry.

- Si ha entrado, es porque ha recibido la autorización para ello.

- ¿Por parte de quién?¿Del alcalde?

- No veo por qué tenemos que contestar a este punto…

- Se lo explicaré. Estoy aquí cumpliendo una misión vinculada a la Ley de Seguridad Planetaria y de Expulsión de los Clones… Si ponéis impedimentos, podría acabar con todos vosotros para entrar en esta casa y no me pasaría absolutamente nada…

Los guardias dudaron.

- Un momento – dijo uno de ellos, tras unos segundos de reflexión-. Vamos a pedir instrucciones, a ver qué nos dicen.

Se dirigió a una cabina situada junto a la verja y después de unos minutos volvió a donde estaba Harry.

- Puede pasar. Le esperan dentro…

Harry se sorprendió. Llamó a Rip pero el guardia impidió que el agente le acompañara.

- No. Usted solo…

Harry no tuvo reparos en que Rip no pudiera ir con él. Otro guardia lo esperaba al principio de un sendero que cruzaba el jardín y que desembocaba en la mansión propiamente dicha. Accedieron al vestíbulo y el guardia se dirigió hacia un despacho situado a la derecha. En él, estaban el alcalde y Yaba.

- Buenas noches, agente Ford – dijo el alcalde-. Me alegro que un servidor de la Unión de Planetas tan brillante como usted se haya reincorporado al servicio. Y será un honor ayudarle. Aquí, ha habido un malentendido que vamos a arreglar enseguida. El señor Yaba le va a explicar dónde puede encontrar a los sujetos que anda buscando.

- Buenas noches, señor alcalde. Las cosas no van a ser tan sencillas. Me voy a tener que llevar a Yaba al Cuartel del Grupo Operativo. Tendrá que dar muchas explicaciones…

De repente, una voz a su espalda le desmintió contundentemente.

- No, Harry, no. Yaba no va a ir al Cuartel. Escucha lo que tenga que decirte y actúa en consecuencia… Pero, una vez que hable, podrá volver al Empire Club sin ningún problema.

Harry se giró y pudo ver al Comandante Zaius.

(Continuará…)











No hay comentarios:

Publicar un comentario